Joensuu, capital de Carelia

Vista del ayuntamiento de Joensuu. ©Iñigo Pedrueza.

La ciudad de Joensuu es la más grande dela región de Karelia del Norte. A 430 km de Helsinki, es la puerta de estrada a la increíble región de Carelia, una de las que mejor representa la visión más estereotípica pero no por ello menos bella de Finlandia. Lagos, ríos, bosques que se pierden en la lejanía, varios Parques Nacionales, como el de Koli. Desde sus colinas pintores y poetas inventaron Finlandia a finales del siglo XIX. Joensuu en un centro regional importante con más de 75.000 habitantes, una importante universidad y nudo de comunicaciones para los trenes y carreteras que viene del sur, de Helsinki, Imatra, o del centro Kouvola, Jyväskylä o Mikkeli.

Joensuu como muchas des ciudades del centro y norte de Finlandia fueron fundadas en el siglo XIX sobre la base de pequeños centros de población preexistentes. El ayuntamiento de Joensuu se crea en 1848. El nombre de la ciudad “boca del río” literalmente, ya que la población se encuentra en la desembocadura del río Pielisjoki en el lago Pyhäselkä. Esta situación estratégica se halla en el origen de la ciudad, centro manufacturero e industrial durante el XIX y el XX, primero basado en la industria de la madera, después en otro sectores y la cercanía de Rusia. A finales del siglo XIX Joensuu era uno de los puertos más importantes del país, gracias al canal del lago Saimaa que permitía sacar la madera de toda la zona careliana.

Universidad del Este de Finlandia y la bicicleta, siempre presente.©Iñigo Pedrueza.

Hoy Joensuu es un centro universitario regional muy importante ya que la Universidad del Este de Finlandia y la Universidad de Ciencias Aplicadas. tiene su base en la ciudad y alberga a unos hasta casi 20.000 estudiantes. El instituto Europeo de los Bosques tiene su base en la ciudad y grandes empresas como Abloy o John Deere Forestry también tienen sedes.

Qué ver, qué hacer en Joensuu.

Taitokorttelli, el barrio del diseño de Joensuu.

Como toda ciudad finlandesa que se precie Joensuu posee su propio barrio donde se concentran pequeñas empresas de diseño, tiendas, cafés y restaurantes. En Joensuu es el barrio de Taitokortteli.

Además de la calidad de las tiendas y del ambiente de los restaurantes (un lugar muy agradable y no caro para comer), el barrio es muy interesante porque esta compuesto de los pocos edificios de madera que subsisten en la ciudad. Este tipo de construcción de madera a dos aguas con las paredes pintadas de colores vivos era el modelo constructivo de Finlandia hasta la IIGM.

Festivales y eventos culturales.

La música como siempre esta presente en la zona. El Festival de Ilosaarirock; el Joensuu Music Winter; el Festival de Cultura Visual, Viscult, el Festival de Góspel son algunos de los más importantes de Joensuu.

Qué visitar cerca de Joensuu.

Sin duda hay que acercarse a Koli, Nurmes y Valtimo. El Parque Nacional de Koli es uno de los más particulares de Finlandia ya que posee todos los elementos asociados a la naturaleza finlandesa y que realmente no suelen aparecer todos juntos: bosques frondosos, lagos, amplias panorámicas y colinas sobre las que disfrutar de esas vistas idílicas. Koli fue uno de los primeros destinos turísticos en Finlandia. Gracias a ello y a que los parques se constituyeron después, dentro del Parque encontramos algunos hoteles con spa y saunas para disfrutar de esa otra parte de la cultura finlandesa.

Muchos alojamientos en granjas y B&B se han ido desarrollando en Carelia y permiten un turismo diferente en la zona. No dejen de probar el pan local y sus famosos pasteles carelianos.

Como llegar.

La ciudad de Jouensuu es muy amplía y llena de espacios verdes que unen la urbe y la naturaleza. ©Iñigo Pedrueza.

Les recomendamos usar el tren para llegar a Joensuu y Carelia. Desde Helsinki se tarda solamente unas 4 horas y 10 minutos. Se puede llegar también en coche pero serían unas 5 horas y 10 para recorrer los 440km. Igualmente el tren es el mejor medio de transporte para llegar desde Jyväskylä, Lahti, Kouvola, Mikkeli, Tampere.

El coche es recomendable una vez estemos en Joensuu ya que así podremos recorrer toda la zona sin depender de los autobuses, que por otro lado no funcionan nada mal.