Parque Nacional de las Colinas de Koli, Carelia

Vista del lago Pielinen desde las colinas de Koli en marzo. ©Iñigo Pedrueza.

El Parque Nacional de Koli es uno de los más visitados de Finlandia. Y el más antiguo, ya que fue creado en 1938. Las montañas, mejor dicho colinas de Koli, conforman una pequeña cadena de redondeadas protuberancias que se alinean al oeste del lago Pielinen, en Carelia.

Situado a mitad de camino de Joensuu, la principal ciudad de Carelia y Nurmes, el Parque Nacional de Koli es también una referencia cultural e histórica para Finlandia. La rareza de la formación de colinas, un resto geológico mucho más antiguo que toda la zona que lo rodea, y su altura, con casi 400 metros de altura sobre el nivel del mar, crean un panorama único en Finlandia. En Koli se unen cuatro elementos, la altura que ofrecen las colinas, los lagos y el bosque tan comunes al paisaje finlandés, pero también la presencia de acantilados que caen casi a pico creando puntos panorámicos increíbles. En los días claros se puede llegar a ver Rusia, finalmente no demasiado lejos.

Esta combinación de factores y la abundancia de mitos y leyendas atrajo ya en el siglo XIX a muchos novelistas, artistas y poetas. Los paisajes de Koli, sus colinas alineadas sobre el lago, con cientos de islas (en realidad más de 1400) fueron cantadas por bardos y escritores. Con la llegada del XIX y el incipiente nacionalismo, los primeros movimientos fineses encontraron en el lugar, la perfecta combinación para inventar un mito nacional que les alejase de la cultura sueca, la más intelectual y del poder político ruso que controlaba el Gran Ducado desde el final del siglo XVIII y las guerras Napoleónicas.

Koli y su naturaleza rocosa en otoño.©María Calvo.

Elias Lönnrot publicó su Kalevala revisitando a sus manera las leyendas Carelianas, que por ser las menos mezcladas con las referencias suecas, germanas o rusas fueron elegidas como esencia de lo finlandés. La parte buena, la que supera las estrecheces del nacionalismo, es la importancia que se dará a partir de esa época a la naturaleza. La relación entre naturaleza y cultura, sublimada en Finlandia es algo muy interesante y que deberíamos copiar en el resto del mundo. Tras la sublimación idealizada de Lönnrot, los intelectuales comenzaron a acudir a Koli realizando una especie de rito de paso finés. Pintores como Eero Järnefelt, escritores como Juhani Aho o músicos de la talla de Jean Sibelius, también visitaron la zona de Koli, convirtiéndose en los primeros turistas de Finlandia. Sibelius, al parecer, se inspiró en estos paisajes para crear algunas de sus más grandes obras como su 4º Sinfonía. Así los nombres de las colinas de Koli se han hecho famosos. Ukko-Koli (347 m) el más alto que significa el Viejo de Koli; Akka-Koli (339 m), la mujer del viejo; Paha-Koli (334 m) el malvado o demoniaco y Pieni-Koli (238 m) la pequeña Koli.

Amaneceres en la zona de Koli ©María Calvo.

De esa época de finales del XIX data el hotel Sokos que aún se encuentra dentro del Parque Nacional y que es uno de los alojamientos más especiales de Finlandia. Al construirse antes de la creación del Parque Nacional, se trata de uno de los pocos alojamientos de este tipo que se encuentran dentro de un Parque. En plena cresta, con vistas al lago y a unos pasos de las pistas de esquí y del edificio de Metsahalitus, la institución pública que gestiona los bosques Finlandeses, es decir ¡un tercio de la superficie de todo el país!! Metsahalitus es también la propietaria del hotel que está arrendado a la empresa Sokos.

La creación del Parque Nacional en 1938 poco antes de la II Guerra Mundial, marcó el inicio de una política de protección y uso sostenible del principal recurso del país. En 2019 Finlandia cuenta con 40 parques nacionales.

Parque nacional abierto al ciudadano.

Laderas de Koli, replenas de nieve primaveral. ©Iñigo Pedrueza.

En Finlandia los Parques nacionales son espacios abiertos al ciudadano donde muchas actividades deportivas y lúdicas estas completamente permitidas. La alternancia tan marcada de las estaciones hace que sea muy fácil disfrutar de la naturaleza y los deportes de nieve, de agua o incluso los globos aerostáticos.

Decenas de actividades tanto en invierno como en verano.

Cientos de kilómetros de senderos habilitados para el esquí nórdico, el senderismo, las bicis de montaña o fat bikes, dependiendo de la estación. Pistas de esquí alpino con remontes y diversas dificuldades; kilómetros y kilómetros de pistas para el esquí de fondo; para las raquetas o el senderismo. Pistas habilitadas para las bicis de montaña, las fat bikes eléctricas o no; para las motos de nieve y los trineos, tanto en tierra como sobre los lagos helados…

Koli cuando termina el verano. El mismo paisaje, sensaciones diferentes.©María Calvo.

Y en verano, las mismas pistas y senderos se pueden usarse para el senderismo, las bicis de montaña o, ya e el agua, para los botes, canoas, kayaks y motos de agua. En verano varias lineas de barcos de crucero recorren el lago. Es posible pescar en algunas zonas y también tanto en invierno como en verano acampar y hacer fuego, eso sí sólo en las zonas habilitadas (normalmente n los lavu, refugios de madera)

Los amantes de la equitación podrán disfrutar tanto en invierno como en verano de su deporte favorito. Ya sea con los caballos finlandeses o como los pequeños islandeses, la nieve no impide cabalgar y disfrutar de la naturaleza en compara de estos animales. Los picaderos ofrecen visitas guiadas o rutas de diversa duración tanto en verano como en invierno. Además es posible comer y alojarse en el mismo lugar ya que los picaderos cuentan con cabañas y habitaciones para alquilar.

Alojarse no es un problema en Koli.

Alojamientos con encanto para todos los bolsillos y todas las necesidades.©María Calvo.

A pesar de ser un parque Nacional y de su separación de las ciudades, en el area de Koli y sus aledaños hay varios pueblos y diversos tipos de alojamientos. Ya hemos hablado del hotel del Parque, el más grande, pero hay varios alojamientos más pequeños, orientados a diversos presupuestos. Pequeños hotelitos con encanto, hostales y casas finlandesas donde se puede pernoctar en Bed and Breakfast u hostal. También hay, por supuesto, varios complejos de campings y cabañas, todos con saunas y lagos donde bañarse tanto en verano como en invierno. En el pueblo de Koli hay un pequeño supermercado, una oficina de correos y un bonito restaurante con habitaciones para alquilar, individuales o del tipo hostel, para todos los presupuestos. Y por supuesto, innumerables cottages, cabañas disponibles todo el año.

Muchos alojamientos aceptan mascotas como perros, gatos u otros animales de compañía, lo que hace de Koli y de Finlandia uno de los países más petfriendly del mundo.

Donde comer.

Hablábamos del pequeño hotel del pueblo de Koli, donde sus dueños ha introducido la cocina francesa y rusa, combinándolas con los excelentes productos finlandeses. Excelente carne de reno, salmon declinado en todas su formas, sopas calientes de remolacha y otras verduras, pasteles cartesianos, potaje de salmón… y el delicioso pan finlandes, de todos los colores, formas y sabores. Una pista muy recomendable. Los sábados por la noche además concierto de música rock, country o blues!

Y como visita muy recomendable, la micro cervecera Kolin Panimo, cuya tienda esta situada a unos pocos kilómetros al norte de Koli. Cervezas sabrosas que resumen los mejores sabores del Parque Nacional de Koli.

Actividades guiadas y alquiler de material.

trineo sobre le lago, fácil, deportivo y emocionante ©María Calvo.

Varias empresas realizan actividades guiadas, generalmente en inglés, por el Parque Nacional y las zonas aledañas. Si quieren alquilar raquetas, esquís, trineos, motos de nieve, botes, canoas, kayaks, etc… también es posible, sólo tienen que escribirnos y les pondremos en contacto con las empresas adecuadas. Igualmente para contactar con los picaderos y disfrutar de la equitación en Koli.

La sauna es otro placer indispensable, y si son atrevidos probarán la natación en aguas heladas a 0º durante el invierno. Un placer indescriptible. Y si no se atreve, rebozarse en la nieve o correr sobre un lago helado también son actividades muy lúdicas y cabales. Y si tiene frío, como decíamos, la sauna es lo mejor de Finlandia. El Spa del Hotel del Parque Nacional tampoco está nada mal, y se puede reservar incluso si no se aloja en él.

Locuras en Koli. Donde fueres haz como vienes…©María Calvo.