Vacaciones en las Islas Aland: cottages, cabañas, deportes

Vista aerea de la zona de Bomarsund.

Las Islas Åland son muy especiales, por su situación, su historia, por ser parte de Finlandia pero con muchas semejanzas con Suecia.

La isla de Vårdö.

Es una de las islas más grandes después de la isla principal. La isla de Vårdö es un espacio natural increíble, con golfos, bahías, pequeñas colinas, múltiples puentes entre las islas e islotes y todo lo necesario para disfrutar del deporte, la gastronomía y los paisajes. En ella se encuentra el centro vacacional que recomendamos en esta sección.

La isla se encuentra a 42 km de Mariehamn y hay que atravesar un estrecho entre las dos islas con un ferry. Lo mejor es alquilar un coche para tener libertad de movimientos, poderse desplazarse y visitar Kastelholm o Bomarsund, las dos antiguas capitales de la isla, la sueca y la rusa.

Centro vacacional con chalets, cabañas, camping e islas desiertas.

Las instalaciones del centro vacacional cuentan con todo tipo de alojamientos. Un camping, cabañas, apartamentos privados, cottages e incluso una casa en una isla desierta donde nos abandonan para disfrutar de una experiencia única. Las casas independientes son un ejemplo de la arquitectura de madera de Finlandia, con grandes ventanales, una estructura abierta, cálida y, por supuesto, sauna. El complejo cuenta también con varias saunas flotantes que hay que probar imperativamente!

El complejo ha sido creado y regentado por un campeón de atletismo, antiguo corredor de fondo y campeón de Finlandia en varias ocasiones. El terreno es inmenso, separado unos kilometros del núcleo de población más cercano y cuenta con muchas opciones para el viajero y el turista. Las personas que lleguen a las Islas Åland descubren un archipiélago donde la naturaleza es la reina y las personas sus invitados. En las instalaciones de este complejo, los campistas encontrarán su espacio para acampar, por supuesto, pero aquellos que quieran más comodidad tendrán pequeños apartamentos o una gran cabaña finlandesa donde caben varias familias. E incluso si lo que busca es la soledad absoluta, puede quedarse en una pequeña pero moderna casa, en una isla privada donde usted y sus compañeros de viaje serán los únicos habitantes.

El gran chalet tiene 100 metros cuadrados de superficie, vistas increíbles sobre el lago, la playa en la puerta con las canoas aparcadas, 8 camas y capacidad para más personas si es necesario. Con todas las comodidades, sauna, por supuesto, barbacoa, televisión e internet. Aunque quién quiere ver la tele teniendo el increíble paisaje de las Islas Åland en la puerta del alojamiento.

Atardecer en una isla desierta en Finlandia.©Iñigo Pedrueza.

Los apartamentos son más sencillos pero tienen todo lo necesario y para los más rústicos el área de acampada es grandísimo con lo que seguro que encontramos un lugar para posar nuestra tienda.

Una isla desierta para vivir una experiencia única.

Nuestros amables anfitriones proponen una opción de tres días que consiste, en pasar el primero y le tercero de los días en los pequeños chalets apartamentos y el segundo en la pequeña isla. Allí no hay más que un embarcadero y una pequeña pero totalmente moderna y equipada cabaña. Pasar un día en absoluta soledad contemplando el archipiélago, las aves que se acercan a la isla, dormir sin ruido y en tranquilidad, es una experiencia que recomendamos vivamente.

Deportes y comedor.

Las áreas comunes del complejo incluyen un coqueto comedor restaurante, duchas, saunas además de la posibilidad de alquilar bicicletas de montaña, canoas, kayaks o botes.

La pesca es posible también y por último para jóvenes y menos joven sun minigolf servirá de terreno para competidos recorridos.

Comer en las Åland.

La Taverna ofrece sobre todo especialidades y platos locales y producidos en las mismas islas. El pan, hay que probarlo y disfrutarlo, ya que es uno de los mejores que hemos comido nunca. Aquí se hace en un horno propio cada mañana. El pescado es el producto estrella, fresco o ahumado, ambos deliciosos. Para beber que mejor que una cerveza local y las Åland tienen varias marcas producidas por Stallhagen. Por ultimo de postre las cortitas o pancakes locales son muy reputadas con nata o mermeladas de las bayas también locales.

En la barbacoa habrá carne a la brasa. Si quieren probar vino, ya que en Escandinavia no se produce, pidan a Olof alguno de sus caldos búlgaros, de los que es un gran conocedor e importador. Y si tienen algún problema, preferencia o intolerancia alimenticia nada más que decirlo y Olof y su equipo se las ingeniarán parque la comida sea tan agradable como la estancia.

Visitas cercanas y actividades.

Carreteras, bosques, bahías, saunas, cabañas… las islas Åland, un paraíso. ©Iñigo Pedrueza.

Kastelholm es un antiguo castillo erigido durante el periodo sueco para controlar y tasar el paso de mercancías entre Suecia y Finlandia, ya que en invierno una ruta terrestre atravesaba el golfo de Botnia. Y en verano una semi terrestre, con barcos o botes y carretas.

Bomarsund, de la que quedan aún restos de la inmensa fortaleza fue construida por los rusos en un puerto natural para controlar esta zona estratégica, durante más de 100años la punta occidental de su Imperio.

Gracias a las bicicletas y canoas se puede recorrer también los alrededores del complejo de vacaciones, descubiertos ensenadas, puentes, caminos, carreteras y recogiendo setas, bayas del bosque o pescando. Y sobre todo hacer miles de fotos y disfrutar de una naturaleza increíble.

Para más información y reservas rellene el formulario que les dejamos abajo y les pondremos en contacto con los responsables.