Otoño en Finlandia

La isla de Ruissalo en otoño

Finlandia en otoño se viste de colores: rojo, ocre, amarillo,…es la llamada “Ruska”, que se extiende por los bosques finlandeses que cubren los parques nacionales y una buena parte del país. Este fenómeno que se conoce también en otros lugares del mundo, pero en Finlandia es más espectacular porque los bosques son unos de los grandes protagonistas de la naturaleza finlandesa junto a los lagos.

Muchos viajeros prefieren venir a Finlandia en invierno porque la nieve lo cubre todo y llega el “kaamos”, la noche polar, que inunda los cielos de color azul. Pero el otoño es igualmente una estación mágica para conocer el país. En algunos lugares del país, como las islas Åland, Helsinki, la zona sur o centro, todavía no hace demasiado frío, incluso el verano da sus últimos coletazos las primeras semanas de septiembre. Pero en seguida, los días empiezan a hacerse mas cortos, la luz del verano deja paso a noches más largas y las temperaturas empiezan a caer, hasta que en octubre ya casi parece invierno. Los lagos comienzan a helarse, y a finales de octubre ya empiezan a caer las primeras nevadas.

Pero la belleza de los bosques, de los parques de las ciudades es increíble con ese colorido de otoño, esa “ruska” que se hace más intensa cuanto más al norte del país. De hecho, la “ruska” de Laponia dicen que es de las más bellas de toda Finlandia.

Aunque se termine el verano y la gente vuelva al trabajo y a la escuela, es un buen momento para pasar las vacaciones en Finlandia. Todavía los días son largos, y hay menos turistas. El otoño en Finlandia es para disfrutar de la tranquilidad y del silencio en sitios naturales de increíble belleza.

Es una época para viajar en tren por Finlandia y ver los colores del otoño, que a través de este medio de transporte se aprecian mucho más y los cambios se hacen más evidentes. Pero también es una época para hacer rutas de senderismo por los parques nacionales de Finlandia, para hacer rutas en bici o embarcarse en un crucero por el archipiélago de Turku.

Otoño en Finlandia, los colores de la “ruska”

La “ruska” en Finlandia

La “ruska” es un fenómeno natural que cubre el país de tonos anaranjados, amarillos, rojos…Vaya a donde vaya el viajero se encontrará con bosques teñidos de otoño que, reflejados en los lagos, componen fantásticos cuadros de color.

La “ruska” es la decadencia de la naturaleza, su muerte, pero en ella también se puede encontrar la belleza. El verano ya no está presente, quizás su recuerdo, y sabemos que el invierno está a punto de llegar. Pero los finlandeses se lanzan a disfrutar de sus paisajes naturales, a presenciar estos cambios espectaculares, y hacer excursiones y fotografías fantásticas de los colores de la “ruska”.

El otoño es una buena época para hacer senderismo, ya que aunque los finlandeses se despiden de los largos días de verano y se preparan para darle la bienvenida a los días fríos de invierno, la belleza de los bosques es tal, que no pueden dejar de hacer rutas de senderismo para disfrutar de la belleza natural de los bosques y de los Parques Nacionales.

Recolección de setas en Finlandia en otoño

El otoño es una buena época para recoger setas. En Finlandia existe una fuerte tradición de recolectar setas. La gente se reúne y se lanza a los bosques a buscar las setas más deliciosas para cocinar después en casa. Desde muy pequeños, los finlandeses tienen la costumbre de ir con sus padres a recoger setas. Es una forma de diversión, de adentrarse en la naturaleza y realizar una actividad en familia.

Además, en otoño, los bosques están llenos de setas silvestres comestibles, y la variedad es enorme. Entre las setas más conocidas se encuentran los porcini o los rebozuelos. Ocurre lo mismo en verano con las bayas silvestres, muy apreciadas en Finlandia. Lo cierto es que los bosques finlandeses son una fuente de vida, y una vez más, los habitantes se adentran en ellos para hacer suyos los frutos de la naturaleza y mantener ese contacto con ella que tanto aprecian.

La temporada de recolección de setas en Finlandia comienza ya a principios de mayo y se extiende hasta finales de noviembre. Sin embargo, el otoño es la estación en la que se encuentran las mejores setas comestibles. Y los finlandeses saben de la riqueza alimenticia de este producto natural: contienen proteínas, minerales, vitaminas y fibra, ¡una fuente de salud!

Recolectando setas en los bosques de Finlandia

Disfrutar en casa

Poco a poco, los días van haciéndose más cortos en otoño y el frío comienza a instalarse. Por lo que los finlandeses empiezan a recogerse en casa, a pasar tardes acogedoras frente a la chimenea, leer un buen libro y disfrutar de un buen café, un chocolate o un vino.

Sea como sea, el otoño es todavía una época para disfrutar de la naturaleza, aunque el cambio hacia el invierno comience a notarse.