Tallinn, Estonia

La Plaza del Ayuntamiento está en el corazón de la Ciudad Vieja, Patrimonio de la UNESCO

No pueden dejar de visitar la joya de los países Bálticos en su viaje a Finlandia. Además de que se encuentra tan sólo a 82 kilómetros en ferry desde Helsinki, Tallinn es una de las ciudades más bellas del norte de Europa con su magnífico casco medieval que está en un estado de conservación remarcable, por lo que ha sido declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1997.

Una ocasión para conocer la capital de Estonia, aunque sea tan solo por un día, ya que es una ciudad pequeña, aunque lo recomendable son mínimo dos días, y si tienen tiempo, mucho más, ya que Tallinn ofrece mucho al visitante: un patrimonio monumental impresionante y variado, museos en los que pueden pasarse horas, miradores desde los que contemplar la Ciudad Vieja que es una ciudad amurallada, con murallas espectaculares de las mejor conservadas de Europa, y además poseen numerosas torres.

Pero Tallinn no es solamente la belleza de su Ciudad Vieja, sus murallas, sus edificios medievales y sus callejuelas empedradas. Es también una ciudad moderna, vanguardista, que sorprende por sus barriadas modernas de ambiente bohemio y llenas de vida. Consecuencia de una operación de desarrollo urbano, han surgido nuevos barrios, como el barrio histórico de Kalamaja, con sus encantadoras casas de madera de colores. Se ha convertido en uno de los barrios más vitales y desarrollados que atrae a jóvenes emprendedores y artistas. Es bastante desconocido por los turistas, en ellos pueden encontrar más a los habitantes de Tallinn que en el casco antiguo, que es más turístico.

El puerto de Helsinki de donde parten los ferries

Cómo llegar a Tallinn desde Helsinki

Miles de pasajeros llegan todos los días a Tallinn procedentes de Helsinki o de Estocolmo. Es posible llegar a Tallinn en avión. El aeropuerto Lennart Meri, de modernas instalaciones, se encuentra a 4 km de la ciudad, a la que se llega en el bus nº2 o el tranvía nº4.

Aunque una de las opciones más prácticas es el ferry, ya que todos los días salen ferries de Helsinki a Tallinn desde el puerto, y varias veces al día. La travesía dura entre 2 y 3 horas. También hay ferries express desde finales de primavera a finales de otoño, que reducen el trayecto a 1 hora y media. Los ferries de Tallin a Estocolmo tardan 15 horas.

En Tallinn hay alojamientos magníficos de diseño contemporáneo

Alojamiento en Tallinn

En Tallinn pueden escoger diferentes tipos de alojamiento, desde hoteles, a apartamentos, pensiones, B&B, que se encuentran tanto en la Ciudad Vieja como en los barrios más modernos que la rodean. Algunos alojamientos son realmente bellos, con una arquitectura y un diseño magníficos. Visiten nuestra página de alojamientos en Finlandia, encontrarán también en Tallinn.

Clima de Tallinn

Los inviernos en Tallinn son bastante fríos, las primaveras con algunas precipitaciones, los veranos relativamente cálidos, algunos días con más de 30º, aunque muy cortos, y los otoños muy largos y lluviosos.

Tallinn Card

Si compran la Tallinn Card, pueden visitar más de 40 sitios turísticos y museos, utilizar el transporte común, y precio reducido en tiendas, restaurantes y excursiones. La Tallinn Card puede utilizarse durante 24h, 48h o 72 h.

Qué ver en Tallinn

La Plaza del Ayuntamiento de Tallinn, centro de la vida en el casco antiguo

Las puertas de Viru

Son dos torres que abren una de las principales calles peatonales de la Ciudad Vieja de Tallinn: la calle Viru.

Edificios residenciales medievales de Tallinn

La Ciudad Vieja de Tallinn debe una buena parte de su belleza y encanto a las estancias medievales. Cuando llegas al casco antiguo no sabes cuál es más bella y quisieras fotografiar todas. Como la célebre “Tres Hermanas”, que son tres casas del siglo XV. Para ver el interior de alguan de ellas, visiten el pub San Patrick’s, en Suur-Karja, el restaurante Peppersack, en Viru o el Museo de la Ciudad.

La magnífica arquitectura del Centro histórico de Tallinn

La plaza del ayuntamiento

La plaza del ayuntamiento (Raekoja Plats) es el símbolo de la capital de Estonia y llama la atención de los visitantes por el colorido de sus edificios. Situada en pleno corazón de la ciudad medieval de Tallinn, es un espacio de encuentro, donde los habitantes de la ciudad se reúnen, y en ella tienen lugar ferias de artesanía, mercados medievales y conciertos. En Navidad se coloca el gran árbol, una tracición que remonta a 144, y hay un mercado navideño. En primavera tiene lugar el festival Old Town Days, una especie de carnaval medieval. En la Plaza del Ayuntamiento destacan diferentes edificios notables, como el ayuntamiento, un ejemplo único en Europa de ayuntamiento de estilo gótico, construido en el siglo XIII y terminado en 1404. Otro de los edificios destacables de la plaza principal de Tallinn es la antigua Farmacia de Europa, en el número 11.

Farmacia de la plaza del ayuntamiento de Tallinn

Es la farmacia más antigua de Europa que fue abierta en 1422 y no dejó de funcionar hasta la actualidad. Regentada siempre por la famila de los Burchart, era famosa por que el zar de Rusia compraba en ella. En ella también se vendían productos como las mermeladas, vino, té, mazapán. Pueden visitarla y comprar productos farmacéuticos modernos y ver la sala donde se expone una mezcla de diferentes objetos médicos de los siglos XVI a XX.

La farmacia más antigua de Europa

La Catedral de Alejandro Nevski de Tallinn

La catedral de Alejandro Nevski es una catedral ortodoxa situada en el centro histórico de Tallinn, en Toompea, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. La belleza de su arquitectura basada en el modelo ruso – de la época en la que Estonia formaba parte del Imperio ruso -, nos obliga a contemplarla. Con sus cinco cúpulas y sus ¡11 campanas! Que se oyen por todo Tallinn. El interior también es magnífico, con una decoración de mosaicos e iconos.

La catedral de Alejandro Nevski, la catedral ortodoxa de Tallin

La muralla de la ciudad antigua de Tallinn

Tallinn posee una de las fortificaciones medievales mejor conservadas de Europa, con los 2 kilómetros de las murallas originales (aunque en su época de apogeo medían 2,4 km). Cuando se llega a la ciudad en ferry, ya desde el puerto, pueden verse las torres de la muralla que le dan a la ciudad de Tallinn un aspecto de ciudad de cuento.

Las murallas de Tallinn tal y como las vemos actualmente mantienen el aspecto que tenían en el siglo XIV, aunque la construcción comenzó en 1265. En aquella época tenían 2,4 km de largo y entre 14 y 16 m de alto. El número de torres era impresionante: en total 46 torres, de las cuales han sobrevivido la mitad.

Si quieren contemplar las murallas de Tallinn, los mejores puntos de vista son los miradores de Patkuli, en Toompea, y la plaza de las Torres (Tornide väljak), un parque que está cerca de la estación de tren.

Visita de las murallas de Tallinn

Pueden visitar una parte de las murallas de Tallinn, la que une las torres Nunna, Sauna y Kuldjala. Las vistas panorámicas del casco antiguo son magníficas. La tarifa está en torno a 2€, aunque puede variar con el tiempo. Incluida en la Tallinn Card.

Las torres de las murallas de Tallinn

El pasaje de Santa Catalina

En las pintorescas callejuelas de la ciudad vieja de Tallinn se encuentra el pasaje de Santa Catalina que une las calles Vene y Müürivahe, por detrás de la antigua iglesia de Santa Catalina. En este pasaje de escaleras hay numerosas tiendas de artesanía típica de Estonia, así como talleres.

El patio de los artesanos

Se encuentra también en la ciudad vieja de Tallinn, y está dedicada a los artesanos, ya que la artesanía tenía y tiene mucha importancia en la ciudad. Pueden encontrar todo tipo de objetos de artesanía, visitar exposiciones de arte y tomar algo en las agradables cafeterías y chocolaterías.

Túneles subterráneos de Tallinn

Tallinn está llena de túneles subterráneos, como todas las ciudades medievales. Los túneles subterráneos defensivos construidos en la época del dominio sueco (s. XVII) pueden visitarse. Se encuentran bajo las torres y murallas situadas en el exterior de la ciudad fortificada. Algunos de ellos fueron descubiertos en 2003, otros eran conocidos, como los que están bajo la colina de Harju y la colina de Linda construidos en la década de 1670, que sirvieron sobre todo para abrigarse de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. En la época soviética se acondicionaron con electricidad, agua corriente, ventilación y teléfono.

Vistas panorámicas de Tallinn. Los mejores miradores

En la ciudad de Tallinn hay numerosos miradores que les ofrecen un panorama magnífico del casco antiguo, con sus tejados medievales, las murallas y las torres. Algunos de los más recomendables son: el mirador de Patkuli, la Iglesia San Olav y su campanario, la Catedral de la Virgen María, la plataforma Piiskopi, el Paseo de Pirita, la Torre de la Televisión de Tallinn (a las afueras),…entre otros.

Mirador de Patkuli

El Mirador de Patkuli se encuentra en la cara norte de la colina de Toompea, de modo que cuando pasean por el casco antiguo de Tallinn, llegan a él fácilmente. Hay vistas de los barrios de kalamaja, Pelgulinn, las murallas y las torres defensivas de la ciudad. El mar y el puerto al que llegan los ferries desde Helsinki, al fondo.

Tallinn desde el mirador de Patkukli

Ayuntamiento de Tallinn

El ayuntamiento de Tallinn es un bello edificio gótico que domina la plaza central de la ciudad medieval y fue construido a principios del siglo XV. En julio y agosto se abre a las visitas: el interior es espectacular por la policromía de las salas, los techos abovedados y las maderas esculpidas.

Además, puede subirse a la torre del ayuntamiento de Tallinn, 64 metros para descubrir vistas extraordinarias del casco antiguo.

Iglesia San Olav y su campanario

Se trata de una iglesia del siglo XIII que durante el siglo XVI y parte del XVII fue uno de los edificios más altos del mundo. Para llegar a lo alto tienen que subir muchas escaleras que les llevará a los 124 metros que mide la torre. Abierta de abril a octubre.

Catedral de la Virgen María y campanario

Esta iglesia medieval se encuentra en el centro de la colina de Toompea, una de las principales iglesias luteranas de Estonia. Para disfrutar de las vistas panorámicas de Tallinn, tienen que subir las escaleras del campanario barroco hasta una altura de 79 metros.

Vistas panorámicas del barrio de Kalamaja desde la iglesa San Olav

Mirador de Kohtuotsa

En la colina de Toompea hay un mirador con vistas a la ciudad medieval de Tallin y al fondo los barrios más modernos, incluso puede verse la torre de la televisión. En verano se abre un café al aire libre.

Paseo de Pirita

Es uno de los paseos favoritos de los habitantes de Tallinn que recorren andando o en bici los 2 kilómetros de paseo al lado del mar, entre Kadriorg y Pirita. La vistas de la costa de Tallinn son espectaculares.

Torre de la Luz – Explanada del Canto de Tallinn

Se trata de una enorme explanada donde tiene lugar la Fiesta del canto y la danza que reúne todos los años miles de espectadores. Al lado se encuentra la Torre de Luz de 42 metros de altura, en cuyas escaleras se exponen fotografías del festival y en lo alto de la cual hay una plataforma de observación desde donde se puede contemplar la ciudad vieja de Tallin, el mar, e incluso la costa finlandesa.

Kiek in de Kök

Esta torre de artillería de 38 metros de altura era tan alta en la época de su construcción (1470) que los vigilantes decían que podrían ver las cocinas de las casas (“Kiek in de Kök” significa “vistazo en la cocina”). La torre fue agrandada y fortificada con el tiempo hasta alcanzar 4 metros de anchura, lo que le da un aspecto de fortificación. Por otra parte, desde el museo hay un acceso a la fascinante red de túneles que recorre la parte subterránea de las torres del flanco sur de la colina de Toompea.

Kiek in de Kök, una de las torres más altas

Museos de Tallinn

Tallinn posee numerosos museos, una razón más por la que volver a la capital de Estonia, ya que en solo dos días no dará tiempo a verlo todo. Está el antiguo monasterio dominico con su espectacular claustro, la Casa de Muñecas, un museo taller, el Museo Marítimo de Estonia, …

Museo de la ciudad de Tallinn

Es un museo histórico de lo más moderno donde se expone el pasado yel desarrollo de la ciudad, a través de objetos, textos, modelos a tamaño real y efectos sonoros.

Casa del diseño de Tallinn

Se encuentra en el barrio Rotermann, y es a la vez tienda y espacio artístico multifuncional donde tienen lugar diferentes eventos. En él se encuentran las obras de todos los diseñadores locales: joyas, objetos de decoración, de moda,…

Diseño de Tallinn

Teatro de las Marionetas Nuku

Se encuentra en el corazón de la Ciudad Vieja de Tallin y es a la vez teatro que presenta espectáculos para niños de autores clásicos y estonios y el Museo de las Marionetas. El teatro tiene tres escenarios, y una en el patio, al aire libre. Para los adultos también es toda una experiencia.

Museo de Bellas Artes Kumu

Museo nacional y centro de arte contemporáneo, el edificio Kumu es una obra de arte de la arquitectura moderna inaugurado en 2006. Destaca la estructura de cobre adosada a una pared calcárea. En las exposiciones están presente el arte clásico y el contemporáneo, desde el siglo XVIII a la actualidad.

El Tallinn más vanguardista. El barrio de Kalamaja

El barrio de Kalamaja y sus casas de madera de colores

El barrio de Kalamaja es un barrio poco conocido por los turistas, pero con un encanto indudable. Situado al lado de la Ciudad Vieja de Tallinn, destaca por sus casas de madera de colores. Antiguo puerto de pesca de la ciudad, fue barrio de pescadores y constructores de barcos hasta que en 1870, cuando Tallinn se une a San Petersburgo por tren, comienzan a construirse fábricas, convirtiendo Kalamaja en un barrio obrero.

Actualmente, Kalamaja es un barrio joven, bohemio y vanguardista en el que se instalaron nuevos creadores, lo cual se refleja también en los numerosos y originales restaurantes locales. El barrio todavía conserva esas encantadoras casas de madera de colores construidas en las décadas de los años 20 y 30. También se han conservado las infraestructuras industriales antiguas, como la fábrica Pianos Estonia, otros se reconvirtieron para ofrecer espacios culturales y artísticos.

Puertas de Tallinn. Barrio de Talamaja

Visiten el barrio de Kajamaja, innovador desde el punto de vista artístico, lleno de vida y ambiente con muchos lugares interesantes de visita, restaurantes, pubs, tiendas, …

En Kajamaja hay varios festivales: las Jornadas de Kajamaja y el Festival de la restauración de la calle de Telliskivi, uno de los festivales de barrio más importantes de Estonia.

Ciudad de la Creación de Telliskivi

Se trata de un conjunto de edificios industriales transformados en lugar de encuentro: talleres de diseño, restaurantes, salas de exposición, antigüedades, teatro alternativo, bares de cerveza artesanal, bares y pubs de ambiente nocturno…Además de uno de las salas de concierto más populares: Vabalava. Los sábados hay un rastro.

Pasear por el barrio de Kalamaja

Nuevo mercado de la estación Balti Jaam

Situado en la estación de tren, cerca de Telliskivi, el mercado de la estación Balti Jaam es el más moderno de Estonia, donde además de comprar alimentos frescos y restauración, es un lugar de encuentro con una atmósfera muy atractiva.

Lennusadam – Puerto de los hidroaviones

El Lennusadam es uno de los espacios más interesantes de Tallinn y de los más modernos. El puerto de hidroaviones nos cuenta la historia marítima y militar de Estonia. Se encuentra en una zona inmensa donde hay un submarino que puede visitarse, el Lembit, de 600 toneladas, construido en 1936 por la marina estonia, el más viejo del mundo aún en actividad. En el Lennusadam también hay una réplica del un hidroavión británico de antes de la Segunda Guerra Mundial: un Short Type 184. Además hay simuladores que imitan un vuelo por encima de Tallinn, un submarino amarillo. El puerto de hidroaviones se encuentra en hangares de arquitectura de principios de siglo.

En el exterior de Lennusadam puede visitarse una colección de navíos históricos, como el rompehielos de vapor Suur Töll.

Centro de descubrimiento de la energía

En pleno centro de Tallinn y a diez minutos del puerto de la Ciudad Vieja se encuentra este magnífico Centro de descubrimiento de la Energía, un lugar para pasar un buen rato divirtiéndose y aprendiendo, ya que es un centro de vulgarización científica (electricidad, luz, sonido,…). Propone demostraciones de electricidad estática, y posee cien instalaciones interactivas y proyecciones en el Planetarium.

Demostraciones de electricidad estática en el Centro de descubrimiento de la energía

Centro de la Ciudad de Tallinn – El barrio Rotermann y la ciudad moderna

Plaza de la Libertad de Tallinn (Vabaduse väljak)

La Plaza de la Libertad es el punto de unión de la Ciudad Vieja con la Ciudad moderna. Un lugar de encuentro donde pueden ver magníficos edificios Art Déco y funcionalistas, además de dos iglesias donde suele haber conciertos. También hay una enorme columna con una cruz, no demasiado bella estéticamente, que conmemora la Guerra de la Independencia. La torre de artillería medieval Kiek in de Köl está jsuto detrás.

El Barrio Rotermann

Es un barrio moderno que existe desde el siglo XIX y se encuentra entre el puerto, la Ciudad Vieja y el centro comercial Viru Keskus. En él se instalaron las fábricas Rotermann, de materiales de construcción. Durante la época soviética el barrio no tenía mucha importancia, pero en 2001 se hizo un proyecto de renovación que recibió muchos premios: se consiguió mezclar lo nuevo y lo antiguo de forma perfecta.

En el barrio de Rotermann hay tiendas de moda, restaurantes, cafés, y la Casa del Diseño de Tallinn. En el barrio destaca el Camino de Stalker donde se encuentra el antiguo ascensor para grano reconvertido, donde hay cafés y restaurantes. Visiten la tienda de chocolates Kalev, el Museo de la Arquitectura Estonia, situado en el antiguo almacén de sal, el Hotel Viru con el Museo de la KGB o el Museo de los bomberos de Estonia.

Barrio de rascacielos: Maakri, el Manhattan de Tallinn

Se llama así por los rascacielos donde hay bancos, oficinas, etc. En él hay tiendas de decoración, muebles, y excelentes cafés.

La Plaza de la Libertad, en el barrio moderno de Tallinn

Qué ver a las afueras de Tallinn

Castillo de Toompea

Sede del poder estonio, del parlamento, el Castillo de Toompea se encuentra en lo alto de una colina dominando la ciudad. Conserva la forma que tenía en los siglos XIII y XIV, con una fisonomía medieval.

Barrio de Nomme

En los límites de la ciudad de Tallinn, al suroeste se encuentra el barrio de Nomme, encantador por sus casas de los años 20 y 30, por su centro histórico y su castillo. Antiguamente Nomme era un pueblo que acabó siendo absorbido por Tallinn en 1940.

En Nomme pueden visitar el Castillo de Glehn, de estilo medieval, construido en el siglo XIX, que se encuentra a unos 2 km del centro de Nomme, el Parque Glehn que lo rodea, en el que hay muchas curiosidades, y el Cementerio Glehn.

Palacio de Kadriorg – Museo de Bellas Artes

Una visita al Palacio de Kadriorg es indispensable. Construido en 1718 en un estilo Barroco nórdico por Pedro el Grande para su mujer Caterina I, fue concebido por el arquitecto italiano Niccolo Michetti. Además de la visita al palacio y admirar sus estancias con techos pintados y decorados de estuco, pueden disfrutar de los magníficos jardines y el Museo estonio de Bellas Artes, en el que se exponen obras de maestros occidentales y rusos. Al Palacio de Kadriorg lo rodean otros edificios, muchos de los cuales albergan museos, como el Museo Eduard Vilde, la Galería Kastellaanimaja, el Museo Pedro el Grande o el Museo Mikkel.

El Palacio de Kadriorg, también Museo de Bellas Artes

Torre de la Televisión de Tallinn

La Torre de la Televisión de Tallinn es una de las construcciones más altas de Estonia, con 314 metros de altura. Construida en los años 80, es una de las grandes atracciones del país. Antes de iniciar la visita, pueden ver una película 3D sobre la torre y una exposición interactiva, tras lo cual se dirigen a la plataforma de observación y al café, que están situados a 170 metros. Las vistas panorámicas de la ciudad de Tallinn a lo lejos y de los alrededores son magníficas. Además, la torre de la televisión es un lugar de exposiciones, conciertos y representaciones durante todo el año.

Jardín botánico de Tallinn

Pueden combinar la visita a la Torre de la Televisión con el Jardín botánico de Tallin, que se encuentran muy cerca. Posee más de 4500 especies de plantas situadas en 123 hectáreas. Se pueden realizar visitas temáticas y asistir a las exposiciones especializadas sobre diferentes temáticas de las plantas y árboles que hay en el jardín botánico: plantas exóticas, medicinales, venenosas,…el paseo de los rosales, los grandes invernaderos.

La belleza que se encuentra en los jardines botánicos

Entretenimiento

Ópera nacional de Estonia

En el corazón de la ciudad vieja de Tallinn se encuentra este edificio histórico e impresionante, de estilo neoclásico y modernista, uno de los más grandes de la época en su inauguración en 1913. Pueden asistir a óperas, ballets clásicos y contemporáneos y otros espectáculos.

Fiestas en Tallinn

En mayo, tienen lugar las Jornadas de la Ciudad Vieja de Tallinn, y las calles y plazas se llenan de música, arte, teatro,…Muchos habitantes se visten de caballeros y damas medievales.