La sauna en Finlandia cultura finlandesa

El exterior de una sauna pública en Tampere

La sauna es una de las pocas palabras que han pasado del finés a la mayoría de los idiomas del mundo. La sauna, los lagos y las cabañas, Papa Nöel y los pilotos de rallies son algunos de los tópicos y clichés del país nórdico.

En este caso la importancia de la sauna como elemento cultural es totalmente cierto. Si la población de Finlandia es de unos 5,5 millones de habitantes, se estima a unos 3 millones, el número de saunas, así pues, una por cada dos finlandeses. La sauna es un lugar esencial para los hogares y la cultura nórdica en toda Escandinavia, partes de Rusia y los países bálticos, pero sobre todo en Finlandia. De hecho, se dice que la primera habitación que se construía en una casa nueva era la sauna. Y a partir de ella el resto de la vivienda. En el pasado la sauna era el lugar donde se nacía y muchas veces se moría. Un lugar de reflexión y meditación, donde la gente se lavaba tras el trabajo en los campos o las fabricas y donde se hacían y se hacen negocios. Un lugar de debate y de consenso donde la gente se muestra tal y como es, sin ropa ni aditamentos, sin fachadas que ocultes nuestras vergüenzas. Un lugar para ser y no para mostrarse. En la sociedad actual donde, a veces, el estrés nos atenaza, la sauna supone un ínterin, una barrera, un inciso entre los mensajes del ordenador, las llamadas del teléfono o el ruido de la calle. La verdad es que esto no ocurre necesariamente en Finlandia, un país pacifico y tranquilo, en nada ruidoso y para nada repleto como otros lugares del globo. Pero quíen sabe, quizá esa tranquilidad y esa productividad nórdica dependa, provenga, de la universalidad de la cultura de la sauna.

¿Qué es una sauna?

Espacio de una sauna

Bien, una sauna es un edificio o una habitación forrada de madera y con una estufa (eléctrica o de leña) que calienta un gran recipiente o jaula de piedras. Una vez encendida la temperatura sube hasta los 80/90º secando la sauna y provocando que sudemos. Cuando nos plazca verteremos un poco de agua con una cuchara de abedul u otro material llamada kiauas. El agua al entrar en contacto con las piedras tan calientes se evapora al instante provocando oleadas de vapor de agua. Es el löyly, el vapor húmedo y caliente, el alma, el espíritu de la sauna. Hoy una de las saunas más famosas del país, situada en el puerto de Helsinki lleva ese nombre. Pero las saunas se reparte por toda la geografía, desde las Islas Åland hasta Carelia, desde la capital hasta la Laponia más norteña en Ivalo o Inari. Cada casas de campo, cada cottage, posee su sauna junto a los lagos y en las islas donde no hay nada, siempre hay una sauna, generalmente pública. Los edificios de apartamentos poseen sauna comunales que se pueden reserva. Y también los hoteles, los edificios públicos, las empresas, las guarderías o el Parlamento disponen de saunas. La sauna es indispensable.

La gran diferencia con el baño turco es que la sauna es seca, por ello se soporta mejor las altas temperaturas. Si los baños turcos tienen una humedad relativa superior al 90% la temperatura en cambio no supera los 70º. En la sauna finlandesa la temperatura puede superar los 100 grados pero la humedad nunca sobrepasa el 20%. La sauna calienta nuestro cuerpo ya que las temperaturas oscilan dependiendo de los gustos de los 60º (para empezar si no tiene experiencia) hasta los 110º. Los 90 grados se disfrutan con un poco de entrenamiento sin problemas. Y uno se aficiona a lanzar agua y crear Löyly sin cesar.

Una vez bien caliente lo mejor es salir de la sauna y disfrutar de un baño helado en el lago, el mar o una piscina. En verano será sólo un chapuzón refrescante, en invierno una experiencia única. Hemos probado el agua a 5º y aunque cuesta una vez dentro se disfruta. Nuestro cuerpo está cubierto de una película invisible que nos aísla un cierto tiempo. Y ahí comienza el disfrute. Cuando los lagos y el mar se congelan, sólo hay que hacer un agujero en el agua y ya se puede uno bañar en mitad de la nieve. Con -20º fuera, el agua que estará en torno a 0 parece templada. Y si el frío comienza, sólo hay que volver a la sauna.

Como se suda mucho, es indispensable beber mucho, agua principalmente, pero a los finlandeses les encanta la cerveza y la sidra, ergo… donde fueres haz lo que vieres…

Por último, hay que hablar del Vihta, el ramo de abedul que se utiliza para golpear levemente la espalda y los miembros, un masaje que estimula la circulación y tiene efectos benéficos para la piel y que huele tan bien…

Tipos de sauna.

Imaginen un edificio, un medio de transporte, un vehículo y tendrán una sauna. Existen barcos sauna, saunas en teleféricos, saunas móviles, saunas públicas abiertas en 1906 y saunas privadas de lo más moderno, pero todas o casi todas se reducen a tres tipos principales.

Sauna en Finlandia

Sauna de humo Savusauna (smoked sauna).

Es quizá la más tradicional . Mediante un fuego de leña se calienta la estufa y las piedras que producirán el vapor de agua. Pero a diferencia de la sauna de leña el humo de la combustión ahúma completamente la habitación. Cuando esta llega a la temperatura ideal el humo se evacua por una ventana y la sauna ya está lista para usarse. El calor residual dura todo el día, pero para calentarla se necesitan muchas horas, con lo que no es tan cómoda como las otras. Al ser más cara para calentar las saunas de humo estaban desapareciendo, pero en los últimos años se han puesto de moda y han surgido nuevas saunas que recuperan este gran invento de la humanidad.

La sauna de leña.

Es la más tradicional y la que más se valora junto a la sauna de humo. La estufa se calienta con leña, preferentemente de abedul, apreciada por su aroma. Calentarla requiere más tiempo pero el löyly es según todo finlandés mucho mejor. Es la más común en los cottages y cabañas de verano, en las zonas de naturaleza e islas. También es la que encontraremos en las saunas municipales antiguas y las nuevas de diseño.

Sauna eléctrica.

Similar a la anterior pero calentada por electricidad. Generalmente unas grandes resistencias que entran en contacto con las piedras. Es la más común en hoteles y bloques de apartamentos.

Nuevas saunas.

Las saunas móviles como las saunas en barcos que se alquilan y con las que se pasa la tarde en cualquier lago de cualquier ciudad finlandesa son unas de las últimas. Pero hay más. En el Parque Nacional de Ylas hay saunas en los teleféricos! En Helsinki y Tampere dos nuevas saunas Löyly y Kumma combinan saunas tradicionales con nuevo diseño escandinavo, restaurantes y bares de cocteles, y por supuesto piscinas de agua fría.

Las últimas por llegar son las Tiendas de Campaña Sauna, y las Sauna Yurtas, más o menos portátiles pero pensadas para dar cabida a más personas y poder realizar ejercicios como el Yoga dentro de una sauna.

Tópicos y falsedades sobre las saunas.

Sauna de . Tras el calor en la sauna con los profesionales locales, un bajito en las aguas heladas. ©María Calvo.

¿La sauna es buena o mala para la salud?

Los últimos estudios científicos avalan las bondades de las saunas, de hecho parece ser que cuanto más tiempo se usa más aumenta la esperanza de vida. Al parecer, el uso de la sauna baja la presión arterial y estimula la circulación, tonifica y estimula el metabolismo. La sudoración libera muchas toxinas y acelera la circulación sanguínea de manera beneficiosa, y el contraste de temperaturas amplía los efectos. Al haber poca humedad la sauna también esbeneficiosa para muchas enfermedades respiratorias como el asma. No es más que una habitación ¡llena de vahos de abedul!

Obviamente si alguien no se siente cómodo, o no disfruta no debe abusarse, pero parece ser que mayoritariamente la sauna y los contrastes de temperaturas son benéficos para la salud y el ser humano. Esto debería terminar con algunos tópicos y clichés sobre las saunas.

¿Niños y sauna?

Mucha gente piensa que la sauna no es buena para las personas mayores o los niños. Falso. Usada a la temperatura correcta, los niños son los que más disfrutan y quizá los que más aprendan ya que en la sauna no se admiten teléfonos móviles (llévenlo si quieren y díganle adiós…) ni ordenadores ni tabletas. En las saunas no se grita, ni uno se mueve demasiado. Es un lugar para estar tranquilo y hablar si se quiere, si no recuerden cual es el sonido más bello del mundo: el silencio. Si nuestros niños de hoy aprenden algo de esto tendrán más suerte y más posibilidades cuando sean adultos, sin duda.

Por tanto, no hay miedo, lleven a los niños a la sauna. Eso sí, hay una estufa con piedras hirviendo que no hay que tocar, huelga decirlo.

¿Nudismo y sauna?

Nudismo en una sauna

El catolicismo ha hecho mucho mal a la Europa del sur y a otros continentes, por ello todo lo referente a la desnudez nos vuelve un poco locos, nos incomoda o nos atrae. En la Europa del norte, normalmente el nudismo es más natural y menos problemático y la sauna es un lugar para estar desnudo o cubrirse con una pequeña toalla.

En las saunas familiares o entre amigos normalmente la gente está desnuda. En las saunas públicas también, pero hay diferentes saunas u horarios para hombres y mujeres. Y cuando se trata de una sauna pública mixta, normalmente la gente lleva bañador. Así pues no se imaginen lo que no es, se trata de una sauna, de un lugar para relajarse y reflexionar, hacer negocios o reinventar el mundo, pero no es el más adecuado para el sexo.

Con bañador, toalla o desnudos, la sauna es un lugar agradable y tranquilo. Y otra vez más, hagan lo que vean y adáptense al medio. Desnudos o vestidos seguimos siendo los mismos, lo bueno de las saunas es que, cae la careta y nos mostramos tal y como somos. Respetarnos y respetar a los demás es una buena enseñanza que se aprende al entrar en una sauna.

En la sauna se come y se bebe, se habla y se calla, se hacen negocios y se rompen alianzas, se fraterniza y hacen amigos, la sauna acompaña a los ministros y los empresarios, a los enfermos, a los niños y a los que tienen el corazón roto. La sauna reconforta, reblandece y endurece el espíritu. Si quieren conocer realmente Finlandia y a los finlandeses deben probarla y es más quizá amarla.

Donde disfrutar de una sauna.

En cualquier sitio, en su hotel, en el apartamento que han alquilado en alguna de las preciosas saunas de diseño de Tampere o Helsinki, o de las más tradicionales saunas públicas de Jyväskylä, Kuopio, Tahko, Vaasa, Lahti o cualquier alojamiento con encanto de los Parques Nacionales, en un lago, una isla desierta, o en la tundra de Laponia, o en Tampere, por supuesto.

Para más información visite los enlaces que le proponemos o contáctenos.

Algunas saunas muy famosas.

Sauna Löyly en Helsinki. Una de las más espectaculares y modernas, junto al puerto de la capital.
Sauna Kuuma en Tampere. Impresionante y modernísima sauna en pleno centro de la ciudad.
Sauna Rauhaniemi (municipal) en Tampere. Donde aprendimos lo que es la sauna con la gente local.
Sauna de humo Rauhalahti en Kuopio.
Sauna Rajaportti en Tampere, la más antigua aún en funcionamiento, abrió sus puertas en 1906.
Savusauna de Hollola Hirvi, una de las más espectaculares y fieles saunas de humo. Muy cerca de Lahti.

Y algunos artículos sobre las saunas
Las hogares de Finlandia huelen a abedul.