Finlandia en verano

Corona de flores

La imagen de Finlandia en verano que vemos cuando tratamos de imaginarlo es la luz del sol de medianoche sobre los lagos y los bosques finlandeses, esa luz especial que siempre está encendida, que nunca termina de irse. Días interminables de luz, un verano eterno que sin embargo dura prácticamente dos meses.

En relación con esta luz omnipresente, la imagen del verano en Finlandia son los finlandeses en las calles, disfrutando de las terrazas, de los festivales, disfrutando de paseos en barco por los cientos de lagos del país, saliendo a hacer senderismo por los parques nacionales, por los bosques que sienten tan suyos. Los finlandeses disfrutan del verano felices, intensamente, como si no hubiera mañana, porque saben que es efímero, y que pronto llega la oscuridad del invierno que los llevará al otro extremo, a días de oscuridad en los que buscarán mil y una excusas para seguir activos, pero en los que echarán de menos la luminosidad estival.

El verano dura unos 100 días, y las temperaturas varían entre 15º y 32º.

El sol de medianoche

De nuevo se evidencia que Finlandia es un país de contrastes: la oscuridad de los inviernos frente a la luz omnipresente de los veranos, al sol de medianoche. Quizás esta luz que permanece casi las 24 horas en todo el territorio finlandés es para equilibrar la oscuridad del invierno. El sol no se pone, permanece ahí, aún a medianoche. En el sur de Finlandia el sol es visible las 24 horas del día durante los meses de junio y julio, y el sol de medianoche se puede disfrutar de mayo a agosto. Y en el Círculo Polar Ártico el sol no se pone a lo largo de dos meses. Cuanto más al norte, el sol se mantiene más en el horizonte. El sol de medianoche es causado por la inclinación del eje de la tierra en relación al sol.

Es un fenómeno que los viajeros y turistas de otras latitudes no deberían perderse, así como no deberían perderse las largas noches invernales de Finlandia, y el misterio del “kaamos”.

El sol de medianoche

San Juan, fiesta nacional en Finlandia. El solsticio de verano. “Juhannus”

Vivir un San Juan (“Juhannus”) en Finlandia puede ser toda una experiencia, con el sol de medianoche, ese eterno atardecer, las temperaturas cálidas, y la celebración del solsticio de verano. La fiesta de San Juan es una de las principales fiestas nacionales de Finlandia, una noche luminosa en la que los finlandeses hacen hogueras, se bañan en los lagos combinando el baño con una buena sauna, hacen barbacoas, se reúnen con la familia, con los amigos o los vecinos.

Encender hogueras (“koko”) la noche de San Juan para celebrar el solsticio de verano es una tradición que los finlandeses practican desde siempre. Servía y sirve para ahuyentar a los malos espíritus y para asegurar una buena cosecha. En torno a las hogueras se bebe, se come, se hace ruido – que al parecer trae buena suerte, a la vez que ahuyenta los malos espíritus -. Una costumbre similar a la de otros países de Europa y del mundo. En todas partes se recibe al solsticio de verano de forma especial.

La mitología del solsticio de verano todavía se recuerda hoy en día, como la creencia popular de que durante el solsticio de verano, una joven doncella pone siete flores bajo su almohada para que su futuro prometido se le aparezca en sueños.

Por toda Finlandia se celebra el solsticio de verano con eventos, festivales hasta altas horas de la madrugada. Aunque es difícil distinguir el día de la noche…

En las ciudades la gente sale a bailar, se celebran festivales de música,…

Las bellas Maypoles de las islas Åland

Midsummer en las islas Åland. Las Maypoles

En las islas Åland el solsticio de verano se celebra de forma muy especial. La gente decora sus casas con ramos de flores de verano y construyen las magníficas Maypoles, esos mástiles de 10-25 metros de altura decorados con hojas y flores, antiguo símbolo de fertilidad, de juventud, de salud,… Algunas Maypoles se decorar con guirnaldas de hojas, ramas de enbro, coloridas coronas de flores. Todos los pueblos tienen su maypole, cada una tiene su singularidad, todas ellas son hermosas. Y se realizan con mucho tiempo de anticipación, a menudo entre varios vecinos. La víspera de San Juan se colocan las hojas verdes. En la parte superior del palo se coloca un “Fäktargubbe” de madera, un hombre agitando los brazos, o un barco, un sol…también una bandera, a menudo de las islas Åland.

Festivales de verano en Finlandia

Finlandia tiene muchos festivales, de hecho es uno de los mejores países de Europa para disfrutar de un festival. Conciertos de jazz, rock, ópera, folck,…teatro. Entre los festivales más importantes se encuentran el Ruisrock, en Turku, el Ilosaarirock, en Joensuu, en la Región de los Mil Lagos, y el Provinssirock, en Seinäjoki. También hay festivales de la cerveza y otros que podrán descubrir en las oficinas de turismo finlandesas.

Un buen chapuzón en un lago finlandés, ¡viva el verano!

Los finlandeses viven fuera en verano

Los ánimos de los finlandeses se ven afectados por los interminables día de luz, la alegría los invade después de la dureza del invierno – en el que han encontrado cientos de tácticas y estrategias, actividades interesantísimas que les hacen olvidar la oscuridad -. Y por ello invaden los espacios públicos: las terrazas, los parques, las calles de las ciudades. Disfrutan al máximo de esta breve estación.

Es extraño que sea de día de noche, cuando debería haber oscuridad. Eso hace que los finlandeses puedan realizar actividades que normalmente hacen cuando es de día. Con el sol de medianoche, el cielo se queda como si fuera un amanecer o un atardecer, y al final acaba siendo las dos cosas. La vida nocturna es increíble, se sale a los clubs nocturnos, muchos con terrazas, o se practican deportes, se sale a pescar, una actividad en la que Finlandia destaca, a dar una vuelta en barco, a nadar, a jugar al golf, se sale de excursión o se va a hacer camping,…

¿Alojarse en una cabaña o en una casa flotante en verano en Finlandia?

Ambas opciones son muy atractivas. Las cabañas en Finlandia son muy populares, muchos habitantes tienen una que disfrutan en cualquier época del año. Se encuentran a las orillas de un lago normalmente. Y en verano puede ser una opción de alojamiento excelente, ya que se puede disfrutar de las actividades acuáticas y de los bosques. Pero, sobre todo, disfrutar de la tranquilidad, del silencio.

De vacaciones de verano en una casa flotante en Finlandia, ¡qué experiencia!

Alojarse en una casa flotante es también una experiencia magnífica y de lo más original. Las casas flotantes son fácil de conducir, llevan al veraneante por los lagos de Finlandia, y tienen todas las comodidades de un barco, ya que se pueden atracar donde uno desea y continuar hacia el rumbo deseado. Y también las comodidades de una casa, ¡incluida la sauna!.

Si desean alojarse en una cabaña en Finlandia o en una casa flotante en verano, escríbannos: