Minas de oro en Laponia, el pueblo minero de Tankavaara.

Minas de oro en Laponia, el pueblo de los buscadores de oro de Tankavaara.

Conviértase en un buscador de oro en Finlandia. Laponia también tuvo su fiebre del oro. ©Iñigo Pedrueza.

Quienes conozcan la tranquila Finlandia, un inmenso bosque donde la naturaleza es el principal protagonista, quizá no se lo crean pero Finlandia también tuvo su fiebre del oro. A partir de 1869, el descubrimiento de pepitas de oro en los cauces de los ríos del norte Laponia desencadenó una pequeña fiebre del oro en toda Finlandia, que en esa época pertenecía al Imperio Ruso. A pesar, de no ser tan grande ni conocida como las de Estados Unidos, Canadá, en California o Klondike en Alaska; ni las de Sudáfrica o Australia, fiebre del oro de Finlandia fue intensa. 

La fiebre del oro de Laponia ha dejado huellas en la región, pero por suerte sin contaminación ni perjuicios sociales. Se trata, por un lado, de una tradición minera que forma parte de la idiosincrasia local y, por otra, ha permitido y está permitiendo el desarrollo de un nuevo nicho turístico basado en la prospección del oro. Tankavaara, su poblado minero es el principal centro de atracción turístico minero del norte de Laponia.

Los campos de oro fluviales de Lemmenjoki, Ivalojoki y Tankavaara. La fiebre del oro finlandés atrajo a algunos centenares de prospectores en busca del dorado sueño de hacerse rico. Los ríos Lemmenjoki e Ivalojoki fueron los más productivos. Por suerte para la región, los mineros utilizaron únicamente métodos de decantación, sin usar el mercurio para amalgamar el oro. La suerte se debía a que el oro de Finlandia es tan puro (95%) por lo tanto muy pesado, con lo que no necesitaba mercurio para la amalgama. La otra gran suerte es que no había demasiado, o más bien, que su concentración era muy baja, con lo que para extraerse comercialmente hubieran sido necesarias ingentes inversiones grandes cantidades de material y prácticamente dar la vuelta a toda la tierra de Laponia. 

Las zonas más famosas y reputadas de Laponia estaban en el río Lemmenjoki, hoy Parque Nacional de Lemmenjoki. El río serpentea durante 70 kilómetros en una de las zonas más despobladas de toda Escandinavia. En la zona del río Ivalojoki la fiebre del oro empezó en 1870. Un poblado del oro se creó allí, Kultala, que fue el centro de la zona del oro y donde el gobierno ruso sitio la sede de los oficiales zaristas que controlaban la extracción. Hoy es un museo al aire libre, con varios senderos que llevan hacia las antiguas zonas donde se situaban los prospectores. El Sendero del Oro de casi 8km llamado Golden Trail recorre y recuerda esos tiempos.

Minería de oro en Finlandia.

Museo de la Minería de Tankavaara.

El método de extracción era el filtrado del agua de los ríos en busca de pepitas o al menos de minúsculos granos de oro. Al no ser rentable la producción industrial la minería del oro ha quedado como una tradición propia a personas que buscan más que el oro, un modo de vida diferente. Hoy en día aún quedan algunos mineros que han hecho de esta vida en contacto con la naturaleza una especie de filosofía. Estos mineros no buscan hacerse millonarios, el oro es siempre un catalizador, lo hacen porque parecían una forma de vida alejada de las grandes ciudades y siempre en contacto con la fauna y la flora. Sin embargo, la experiencia de la minería en Laponia está al alcance de todos los viajeros que quieran descubrir la Laponia menos conocida y salir de Rovaniemi.

Al tratarse de una minería “ecológica” que no usa métodos contaminantes, como el mercurio para realizar la amalgama y, que tampoco usa mano de obra semiesclava, como en Brasil, África o Asía, la minería fluvial de Laponia en Finlandia produce un oro de gran pureza mineral y sin explotación humana. El oro lapón es particularmente limpio lo que atrae a muchas personas que quieren comprar joyas y anillos de matrimonio y que no desean que el oro con el que van a sellar una unión amorosa provenga del sudor y la sangre de gente explotada. El hecho de que las cantidades recogidas sean muy pequeñas y que la naturaleza esté muy protegida en Finlandia hace que la industria minera, por el momento, no exista. Se trata pues de una minería artesanal, un modo de vida. Por eso, es el turismo del oro la actividad más importante.

Joyería en Laponia.

El pueblo del oro de Tankavaara ha visto llegar nuevos artesanos que utilizan el oro del río Ivalojoki y las piedras semipreciosas que aparecen en el para fabricar joyas que s pueden comprar allí mismo o pedir por internet. Kasper Wuthenau es uno de esos orfebres que crea sus diseños en Laponia utilizando los materiales autóctonos, el oro superpuso de Laponia pero también piedras como los granates, el corindon, la almandina roja y negra o la epidota verde.

Tankavaara, una mina, Historia y recuerdo, experiencias y diversión.

Buscando oro dentro de un bar es posible en Finlandia.

Los campos de oro de Tankavaara los descubrió un habitante de la zona, Aleksanteri Peltovuoma, conocido como Sauva-Aslakki en 1936. Sauva-Aslakki dijo haber sido advertido por un extraño sueño y días después unos amigos confirmaron su sueño hallando una buena pepita. Leyenda o exageración, el caso es que la calidad del oro es de las mejores del mundo pero su concentración baja. A pesar de ello en la misma zona cerca de Laanila, en la fuente del río Luttojoki se encontró una pepita de casi 400 gramos de oro un año antes, en 1935.

La mina de Tankavaara, es un proyecto dirigido por un equipo de jóvenes, y no tan jóvenes, emprendedores de Finlandia y de otros países europeos. Todos ellos han creado un verdadero pueblo minero, mezclando influencias finlandesas y alguna que otra recreación de los pueblos del Far West norteamericano. En Tankavaara hay un Museo de la minería, un restaurante pub del Far West y un pequeño hotel. También hay algunos talleres de artesanos joyeros y otras empresas que ofrecen actividades deportivas y la guinda en sobre el pastel, la posibilidad de buscar oro y convertirse en un minero por unos días.

La principal atracción son las actividades donde nos ponemos en la piel de un minero y buscamos oro en las aguas del río de Tankavaara. Recuerden que aquí minero es más bien buscador de oro, no hay minas propiamente dichas sino que se trata de canalizar las aguas de los ríos y con un simple cedazo buscar el oro que viaja en suspensión o arrastrado por las corrientes. Estas actividades de prospector se pueden compaginar con otras, como los deportes de invierno o de verano, el senderismo, los cursos de yoga o de aprendizaje de plantas medicinales que se pueden realizar en una granja cercana. 

Una experiencia lúdica que se puede hacer en familia y que se compagina con el descubrimiento de la naturaleza tan cambiante del norte de Finlandia. Deporte, gastronomía, cultura, todo se aúna en una experiencia única. 

Campeonato del mundo de búsqueda de oro en río.

Tankavaara es la sede anual del campeonato del mundo de búsqueda de oro con cedazo, aprovechando su tradición casi centenaria y la cercanía de la Estación de Saariselkä y del Parque Nacional Urho Kekkonen. Tankavaara es el único pueblo minero de oro que realmente existe y funciona como tal en Europa.

Museo del Oro de Tankavaara.

Museo del Oro de Tankavaara.

El edificio del museo del oro recorre la historia de otros lugares del planeta donde se produjeron fiebres similares a la de Tankavaara, además de dar valor a la historia local y a los mineros que dejaron su huella durante estos casi 100 años de historia. Entre los proyectos del Museo del oro de Tankavaara está que se incluya al río Ivalojoki en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La pepita más grande que se encontró en el río Ivalojoki pesó casi 391 gramos en el ya lejano 1931. No tan lejos en el tiempo, en 2008 un buscador de oro encontró otra de ¡113 gramos!

Regalos muy especiales.

Hemos dicho que las cantidades de oro son muy reducidas, pero eso no quiere decir que no existan. En una semana de dedicación lúdica, eso sí varias horas al día, se puede recolectar el oro necesario para fabricar dos anillos de boda o compromiso. Un oro extraído de la naturaleza por los propios enamorados, ¿hay algo más romántico? Y siempre se podrá decir que el oro lo conseguimos con nuestro sudor y esfuerzo.

Viajar a Laponia es siempre un viaje con mayusculas ya que en Laponia las estaciones son más crudas e intensas, todas increíbles. En verano la búsqueda de oro en Tankavaara se hace en el exterior, en el mismo río, pero en invierno, dado que hay mucha nieve, se ha creado una zona especial a la que llega el agua canalizada del río y que permite seguir buscando oro sin congelarnos. Y es una habitación contigua al bar y al restaurante, ¿perfecto no?

Los precios de la experiencia son bastante interesantes, una hora de besuquead de oro cuesta entorno a los 10€, un día buscando oro en familia 60€. La pepita más grande que ha encontrado un visitante de Tankavaara ha sido de 39 gramos. Calculen el precio del gramo de oro y multipliquen…

Otras actividades cerca de Tankavaara.

Modernos alojamientos junto al río Ivalojoki, su museo del oro y su pueblo minero. ©Iñigo Pedrueza.

Entre las actividades que se pueden hacer en Tankavaara ya hemos hablado bastante de todo el deporte que se puede realizar en los alrededores de Tankavaara, tanto en invierno como en verano. Canoas, rutas por el Parque Urho Kekkonen, excursión para buscar setas, para visitar zonas de la guerra de Laponia, senderismo de verano o esquí en invierno; excursiones relacionadas con la minería y visita del Museo y búsqueda de oro; Auroras Boreales en invierno; moto de nieve, trineo con huskies o raquetas… Hemos hablado también de los cursos de yoga y de conocimiento de plantas medicinales que se hacen en una granja cercana, pero no podemos olvidar la famosa estación de esquí de  de Saariselka, la más norteña de Finlandia.

La visita de Sodankyla, Utsjoki, Ivalo o Inari y su lago pueden completar una maravillosa estancia en Tankavaara y Laponia finlandesa.

Cómo llegar.

Recreación de un pueblo minero de buscadores de oro en Tankavaara ©María Calvo.

La mina de oro de Tankavaara está 30 km al sur de la estación de Saariselka y 60 km de Ivalo. Desde Rovaniemi hay 230km (unas 2 horas y media). La frontera noruega se encuentra a 225km (2 horas y 40 km) al norte.

Si desean reservar alguna actividad o necesitan más información sobre la mina de oro de Tankavaara escríbannos un mensaje.