Salo

La ciudad de Salo no es demasiado conocida ya que se encuentra en mitad del triángulo que forman Helsinki al este, Tampere al norte y Turku al oeste. Con un poco más de 50 mil habitantes en su municipio (los ayuntamientos en Finlandia son inmensos, a veces tan grandes como las provincias más pequeñas en España), Salo puede parecer una ciudad con poco interés. Sin embargo, se trata de una ciudad muy interesante y atractiva. Es una de las puertas al archipiélago oriental de Turku, ese reguero de islas que se encuentra entre Helsinki y Turku. Por ejemplo, al sur de Salo, se encuentra Hanko, ciudad balneario, con playas y puerto histórico de Finlandia uno de los lugares de vacaciones preferidos por los finlandeses. La ruta cicloturista costera, la Coastal Route, pasa también por Salo, con lo que la ciudad también es también un destino deportivo importante. Deporte y también de naturaleza, ya que varios Parques Nacionales también se encuentran en los alrededores.

Río Salojöki, que pasa por el centro de la ciudad.

Salo ciudad industrial. Ferrerías de la Edad Moderna: Mathildedal.

La industria ha estado siempre presente en la zona, por ejemplo hay que recordar las ferrerías y fundiciones preindustriales, establecidas por los suecos desde el siglo XVI-XVII y ampliadas después en el periodo ruso. Al sur de Salo hay tres, Teijo, Kirjakkala y Mathildedal, la más importante. Mathildedal situada a unos 10 km al sur de Salo es hoy un pueblecito de emprendedores que han recuperado las instalaciones industriales y producen pan, cerveza, ropa de diseño o albergan a los viajeros en hoteles con encanto.

Salo tuvo también una importante fábrica de la compañía de teléfonos Nokia. Pero la crisis de 2008 y, la posterior venta de la división de teléfonos, llevo a la fábrica al cierre, provocando una severa crisis de desempleo la ciudad. Por suerte la ciudad se ha recuperado y nuevas empresas y sectores han sabido reconvertirse. Hoy siguen existiendo algunas empresas de punta, sobre todo de fabricación de barcos y material militar, pero es el turismo el nuevo sector en auge.

El mercado en Salo.

Uno de los lugares más populares de Salo esta plaza del mercado, un espacio bastante grande y muy animado. Los días de mercado son los martes, jueves y sábados de 7 a 2 de la tarde. Pero si pasan por la ciudad de Junio a Agosto, recuerden que además en verano hay mercado todos los días de lunes a viernes de 7 a 3 de la tarde. Además durante el verano no hay que perderse los jueves, donde además de un radiante mercado especial, hay una zona de rastrillo donde se pueden encontrar pequeños tesoros. También hay bastante animación en los bares y restaurantes que lo rodean.

El domingo además hay música en vivo, entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde.

Eventos en Salo.

Otras fechas clave son los mercados de Primavera y Otoño; la Feria del coche antiguo o de época, donde decenas de coches americanos de los 40, 50 y 60 se pavonean por las calles y se pueden ver en el mercado. Por último, el Hyvänmielentori (Mercado del bienestar), centrado en productos de salud y bienestar como dice su nombre se suele celebrar en noviembre.

De compras en Salo.

La zona sur de Finlandia también posee muchas tiendas de diseño. El cercano pueblo de Fiskars es conocido por sus empresas de diseño de muebles, objetos de decoración y moda. En Mathildedal la tienda Ruukin Kehräämö ja Puoti, produce ropa hecha con lana de alpaca, un proyecto que colabora con los productores de Perú y que ha creado su propia pequeña granja con alpacas, un animal que se adapta perfectamente a Finlandia, ¡Quien lo diría!

Parque Nacional de Teijo y antigua fundición de Mathildedal.

Mathildedal, una antigua fundición industrial transformada en pueblo de artistas. Archipiélago sur de Finlandia. ©Iñigo Pedrueza.

Unimos ambos elementos, paradójicamente, porque se encuentran pegados. Saliendo del hotel de Mathildedal, a penas hay que caminar un trecho y entramos en este pequeño parque Nacional que cuenta con un lago artificial (que se usaba para retener el agua de a central hidroeléctrica que alimentaba a las fundiciones), colinas bajas, zonas de marisma y bellísimo litoral entre el continente y las primeras islas del archipiélago de Turku. Como todos los parques nacionales, cuenta con buenas instalaciones para acampar, comer y descansar, con el añadido que Mathildedal y sus edificios industriales convertidos en panadería (Mathildedal Manor), pub bar Terho y microcervecera Kylâ, y Hotel Café Mathildedal con su tienda, están a dos pasos del parque. Perfecto apara disfrutar en familia. En el parque se pueden alquilar tiendas colgadas en los arboles para dormir, canoas, sauna, bicicletas y también visitas guiadas o pesca. En Mathildedal hay alojamiento en hoteles boutique con encanto, bares y restaurantes, tiendas…. Y sólo hablamos del verano, en invierno una nueva gama de posibilidades se abre, sobre todo cuando la nieve llega bien abundante. Esquí, raquetas, senderismo…. Esquí nórdico, pesca en el hielo…

La antigua fundición de Mathildedal es la más importante pero otras dos más pequeñas se encuentra en la zona, la de Teijo y la de Kirjakkala.

Tanto en Teijo como en Mathildedal se pueden visitar edificios de las antiguas fundiciones del siglo XVII y palacetes de los dueños de estas. Otro palacete interesante es el de Wiurila, de finales del siglo XVIII que hoy se ha convertido en hotel boutique y restaurante. Sus sobrios e imponentes edificios pintados de amarillo son un bonito ejemplo de la arquitectura escandinava del XVIII.

El complejo cuenta también con varios museos, que poseen mobiliario, carrozas y calesas, ropa, juguetes y herramientas del siglo XVIII y XIX, un viaje al pasado e la mano de una gran familia de la burguesía emprendedora del periodo sueco y ruso del sur de Finlandia.

Más información sobre Mathildedal.

Como llegar a Salo.

Típica granja de madera pintada con el color rojo Falun, a las afueras de Salo.

Desde Helsinki se tarda más o menos una hora y cuarto, tanto en tren como en coche. De Turku menos, sólo 40 minutos (55km) y desde Tampere unas 2h 15 en tren y 1h 30 en coche (160km). La calidad de vida de Salo y de sus alrededores ha hecho que muchos finlandeses de Turku y de Helsinki tengan aquí sus segunda residencia, el cottage o cabaña o incluso que se hayan mudado para vivir en un ambiente más tranquilo (las ciudades finlandesas son muy tranquilas, pero…) o más rural. Muchos emprendedores están montando sus proyectos en la zona también.

Donde dormir en Salo.

Dependiendo de sus intereses podrá escoger un hotel en el centro en Salo, o en los alrededores, por ejemplo en Mathildedal.